Venta de fotografías

Qué es una fotografía

Una fotografía —o positivo, en términos fotográficos— es la impresión de un negativo fotográfico en una hoja de papel sensibilizado mediante gelatina de plata. El papel, por la suma de tratamientos recibidos, tiene calidad de archivo y se garantiza la permanencia de la imagen en perfecto estado durante, al menos, 45 años.

Las fotografías tienen —o, mejor dicho: pueden tener— características diferentes en función de varias razones, todas ellas achacables al impresor: estado de ánimo, cambio de visión del motivo, aprendizaje de nuevas técnicas… El resultado obtenido en el conjunto de posibles fotografías de un mismo negativo puede ser algo ecléctico si se observa con la relativa objetividad que de una cierta perspectiva en el tiempo, pero siempre subyace un respeto básico a la idea original.

Como cada fotografía está fabricada a mano y de una en una, todas son únicas y diferentes.

La fotografía incluye un margen de aproximadamente dos o tres milímetros en cada uno de sus lados para facilitar el enmarcado. Si no se especifica lo contrario, el acabado es brillo.

Para quién es una fotografía

Para cualquier persona o empresa que desee tener una fotografía original y auténtica para disfrutar o invertir. Pienso en alguien con sensibilidad que quiere decorar un espacio con personalidad o resaltar un ambiente añadiendo una fotografía en blanco y negro a un tamaño adecuado y que complemente o resalte una idea decorativa.

Las fotografía química es un objeto de arte que nunca pierde valor con el paso del tiempo. Al contrario.

Cuánto cuesta una fotografía

El imprimir una fotografía en tamaño 18×24 cm. cuesta 47,50 euros con la copia, firmada, numerada y puesta en casa del propietario mediante correo certificado. Este precio no incluye marco.

Para otros tamaños, por favor, mándame un correo comentándome tus ideas o tus necesidades.

Listado de negativos

Esta es la lista de imágenes que se pueden solicitar como fotografía. Piensa que el tamaño estándar es 18×24 cm., un área algo menor que un folio, ideal para enmarcar y exponer de pie sobre una mesa o en la librería. Si lo que quieres es un tamaño mayor para colgarlo en la pared, quizás un 30×40 cm. —casi casi dos folios unidos por su lado más largo— es más apropiado.

Por favor, no olvides preguntar cualquier consulta o duda que te pueda surgir: estaré encantado de ayudarte aclarando cualquier duda que puedas tener.

Las imágenes que ves a continuación son copias en papel escaneadas. Tu monitor podría no mostrar con exactitud los tonos de gris que tiene la imagen.

[…]

Próximamente, en este espacio empezarás a ver copias que, si quieres, podrás adquirir.

Gracias por leer.

Anuncios