Fotografía tradicional y personal

Etiqueta: fomapan 100

De paseo por La Encarnación

by Domingo A. Siliceo

Hola a todas y todos de nuevo.

Cuando la semana pasada digitalicé las diapositivas de la salida que hicimos por Letur un grupo de colegas, aproveché para digitalizar también las placas de otras dos salidas y guardarlas en el ordenador esperando pacientemente su momento de ser procesadas y mostradas; éstas que os traigo ahora, de fecha 16 de Octubre, son de otro paseo en solitario por la pedanía caravaqueña de La Encarnación, núcleo rural muy pequeñito junto al río Quípar, que aúna en su paisaje manchas dispersas por aquí y por allá de bosque mediterráneo entre doradas áreas onduladas de campo puramente castellano, un sitio ideal para perderse unos días con los primeros fríos del otoño y descansar en silencio casi absoluto al caer la tarde, oliendo a miel y leña, bajo un cielo negro negrísimo, limpio limpísimo.

Según me contó un parroquiano que salió a mi encuentro y se paró a hablar conmigo durante mi paseo, al tiempo que me indicaba hacia dónde caminar para hallar los rincones más pintorescos de la zona, las tierras en las que se aposenta La Encarnación pertenecían ya a principios del siglo XX a un farmacéutico de Murcia que, junto su mujer y las hermanas de ésta, partieron en algún momento del siglo XIX a hacer fortuna en Cuba. Pero tras el desastre colonial de 1898, volvieron a su grandiosa finca de Caravaca de la Cruz con el fin de vivir en ella y de ella. Este hombre que buscó la fortuna en ultramar —y de quien no he sabido encontrar nada en internet— al irse haciendo mayor y ver su vida resuelta, fue generosamente regalando a sus trabajadores parcelas de tierra como premio por jubilarse de la dura vida en el campo.

Sin embargo, algunas partes de su finca las cedió al municipio. Tal es el caso de la ermita que podéis ver en la primera imagen, ermita que mandó construir para poder enterrar a su mujer y dos hermanas cuando llegase el momento; si uno entra en la pequeña capilla puede ver en la parte central de la nave sus tres lápidas en el suelo, una al lado de la otra.

Sea como fuere, aquel parroquiano que salió a mi encuentro, y cuya mujer desciende directamente de la familia del farmacéutico, dice conservar en su casa por herencia libros viejísimos «cuyas páginas se deshacen en polvo si las quieres tocar» y que demuestran de principio a fin toda aquella historia que me contó paseando por La Encarnación una tarde de mediados de Octubre de 2015.

De aquel paseo al caer la tarde y de apenas dos horas de duración me traje un total de cuatro clisés que, como podéis observar con facilidad si os fijáis en las sombras más profundas, poseen los mismos fallos de proceso que apunté en mi entrada referida a Letur. Una verdadera lástima.

En cualquier caso, creo, unos simples errores de fotógrafo aficionado no deberían estropear una fructífera caminata sazonada con una interesante historia de viajes y modos de vida que, claramente, son de otra época, ¿no creéis?

Ojalá os gusten las fotografías.

fomapan 100, rodenstock geronar, caltar, dsiliceo, La Encarnacion, Caravaca de la Cruz, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock geronar, caltar, dsiliceo, La Encarnacion, Caravaca de la Cruz, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock geronar, caltar, dsiliceo, La Encarnacion, Caravaca de la Cruz, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock geronar, caltar, dsiliceo, La Encarnacion, Caravaca de la Cruz, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

Gracias por leer y mirar.

Anuncios

De paseo por Letur

by Domingo A. Siliceo

Hola de nuevo a todas y todos.

A finales del pasado mes de Septiembre, un grupo de compañeros y yo anduvimos perdidos un día por tierras castellanas, visitando Letur y un puente, famoso por aquellos lares, el puente de La Vicaría.

De aquel paseo me vine con siete placas expuestas… bueno, no: en realidad me vine con ocho placas expuestas, pero el error de principiante cometido con una de ellas al olvidarme cerrar el obturador antes de retirar la placa deslizante que protege el negativo, hizo que de las ocho, sólo siete fuesen a priori aprovechables.

De la jornada tengo poco que contaros: la gente es fantástica y unas cuantas horas juntos dan para ponernos al día sobres nuestras humanidades y nuestras divinidades, dan para yantar en mesón cerdo y otras buenas carnes y beber Jumillas muy bien escogidos; también dan para entablar amistad con la camarera, aunque en esta alternancia de inocentes delitos prósperos y adversos no voy a entrar públicamente.

Estos somos nosotros fotografiados por la famosa camarera, una vez la mesnada estuvo bien nutrida e hidratada —Manolo dixit—.

 

Y estas que siguen, seis de las siete placas que expuse en Letur; la séptima es, sencillamente, impresentable. Espero os parezcan de algún modo interesantes.

fomapan 100 dsiliceo diapositiva slide black and white

 

fomapan 100 dsiliceo diapositiva slide black and white

 

fomapan 100 dsiliceo diapositiva slide black and white

 

fomapan 100 dsiliceo diapositiva slide black and white

 

fomapan 100 dsiliceo diapositiva slide black and white

 

fomapan 100 dsiliceo diapositiva slide black and white

 

Todas son placas Fomapan 100, procesadas como diapositivas —nota al margen: he terminado con la caja de Foma 100, lo que voy a aprovechar para un ligero cambio de registro al empezar, ya con las siguientes placas, una caja de Retropan 320, película de la que os daré debida información—.

He de deciros, por si no lo habéis notado, que hay un serio fallo al procesar los clichés. Muy probablemente por mi culpa, si os fijáis, las sombras más profundas en algunas de las imágenes están como solarizadas, aunque lo que realmente ha debido pasar es una degradación u oxidación del ácido sulfúrico o un mal lavado entre pasos: aún no lo tengo claro. Esto es evidente para mí ya que las diapositivas de la primera tanda del proceso están sin fallo ninguno, mientras que todas las de la segunda tanda presentan la anomalía apuntada.

Los desconchones y otros defectos en las placas no los he camuflado en el proceso digital.

Un asunto sin demasiada importancia

No tengo tiempo para actualizar el blog o, al menos, no tengo el tiempo que sí tenía antes para crear y actualizar este cuaderno de bitácora. Un proyecto laboral nuevo y el apoyo que presto desde Mayo al proyecto laboral personal de mi mujer, así como continuar con la educación de mis hijos —columna vertebral de mi vida entera—, me absorben todo el tiempo. Por no tener, ni ocasión de salir a fotografiar tengo, aunque las ideas y las intenciones y los proyectos siguen estando vivos.

Es por ello que voy a tardar mucho tiempo en añadir contenidos a la página, pero mucho de verdad. Eso sí: no pienso abandonar el propósito que guía mi aventura aquí porque si de algo ha servido estar colgado en la nube ha sido para aprender a disfrutar intentando comunicar ideas e inquietudes y conectar, intensamente a veces, con una serie de personas —vosotros— en una especie de ciclo vital en el que todos nos nutrimos de lo que los demás aportan. Quién me lo iba a decir.

Gracias siempre por estar ahí.

Escenas de la huerta

by Domingo A. Siliceo

Hola a todas y todos.

Poco hay por contar esta vez ya que técnicamente estas fotografías diapositivas, en general, no aportan nada que no haya comentado antes. Decir si acaso que he ajustado algo los tiempos y alguna cantidad de líquido, pero poca cosa y todo muy subjetivo.

Estas que os presento son imágenes captadas en los paseos que doy muy de tanto en tanto, cuando puedo y me dejan, por la huerta que rodea Orihuela de Este a Oeste cruzando por el Sur. Son escenas que me encuentro y en las que algo me llama la atención; entonces pienso cuál debe ser la mejor hora con la luz adecuada para fotografiarlas y espero a que el día sea luminoso y lo más claro y limpio posible.

Algunas de ellas están a casi una hora caminando desde casa, siempre cargado con la cámara, sus accesorios y el trípode, pero el caminar me gusta y paseando aprovecho para buscar nuevas escenas. Ahora, con la llegada de las altas temperaturas, esos paseos deberé acortarlos en buena medida.

Espero os gusten.

fomapan 100, rodenstock ysar, dsiliceo, orihuela, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock ysar, dsiliceo, orihuela, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock ysar, dsiliceo, orihuela, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock ysar, dsiliceo, orihuela, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock ysar, dsiliceo, orihuela, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

Y de otro paseo, otro día, subendo al monte San Miguel, en Orihuela, estas últimas dos estampas.

fomapan 100, rodenstock geronar, caltar, dsiliceo, orihuela, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

fomapan 100, rodenstock ysar, dsiliceo, orihuela, diapositiva, slide, blanco y negro, b&w

 

Todas las diapositivas sobre película Fomapan 100; todas con el Rodenstock Ysar 4.5/150mm a excepción de la panorámica de Orihuela, que está expuesta con el Caltar 5.6/210mm —el Caltar es un objetivo fabricado por Rodenstock con diseño de triplete, vendido originalmente por la marca alemana bajo la denominación «Geronar»—.

Gracias por mirar.