Francesc Boix

por Domingo A. Siliceo

Hola a todas y todos de nuevo.

Esta es una entrada muy escueta cuya única intención es la de incitar a la lectura de un artículo. Voy a ello.

A raíz de una búsqueda que no viene mucho al caso, me he encontrado con el relato que desde la página DateCuenta, un blog que pretende «dar importancia y difusión a problemáticas reales de colectivos que trabajan silenciosamente para mejorar los derechos humanos», según ellos mismos afirman en su sitio web, le han dedicado a Francesc Boix. Dicho relato va acompañado de un documental de una hora de duración aproximada que podéis ver al final de la citada página.

Francesc Boix

Resumiendo inmerecidamente mucho, Francesc Boix fue un barcelonés que desde los quince años se se sintió atraído por la fotografía y que, a raíz del periplo que se vio obligado a cumplir desde 1939 por causa de su militancia de izquierdas durante la guerra civil, estuvo haciendo fotos en diversos campos de refugiados o de concentración.

La fama, que no la importancia de su trabajo, le asaltó cuando declaró como testigo de la acusación —llevado por Francia— al haber conseguido ocultar buena parte de los negativos con los que trabajaba en el laboratorio fotográfico oficial del campo de concentración de Mauthausen-Gusen. Esta experiencia ha sido documentada en el libro de Benito Bermejo «Francesc Boix, el fotògraf de Mauthausen». En el sitio web de el archivo fotográfico del Museu d’Història de Catalunya hay una mínima representación de imágenes tomadas por él.

Mi intensa recomendación es que leais el artículo de DateCuenta.

Gracias por estar ahí.

Anuncios