Fijador con endurecedor

por Domingo A. Siliceo

Hola a todas y todos de nuevo.

Debido a que en el proceso de revelado inverso para película de blanco y negro es prácticamente imprescindible el tratamiento final del negativo con fijador endurecedor a fin de asegurar la mejor conservación posible, y dado que he encontrado en ese proceso algo que me atrae mucho y espero conseguir con él buenos resultados, finalmente me he decidido a preparar en casa fijador con endurecedor.

A la hora de informarme sobre cómo preparar este tipo de fijador supervitaminado —hasta ahora yo sólo preparaba fijador a secas, obviando la parte del endurecedor—, consulté tres de los libros versados en formulaciones sobre reveladores, viradores y demás que atesoro en mi todavía breve librería fotográfica: el «The British Journal Photographic Almanac» (1937), el «Formulas for Photographic Use», de Agfa (1938) y el «Elementary Photographic Chemistry», de Kodak (1939). Como podéis ver, dos renombrados grandes éxitos y un Premio Planeta, todos ellos superventas el año pasado.

Pero a la hora de leer en cada uno de los libros las recetas de los fijadores y de empezar a anotar lo imprescindible, es un verdadero lío convertir las cantidades necesarias de cada elemento químico que hay en las formulaciones a un número que podamos entender y trabajar con sencillez y normalidad, ya que uno encuentra diluciones extrañas —propias de otra época, imagino—, onzas, galones, gramos, granos, libras, avoirdupois… Es por ello que he elaborado una tabla —me temo que, quizás, sujeta a ligero error por todo el jaleo de números— para intentar simplificar y unificar, homogeneizando todos los datos y presentándolos tal y como véis un poco más abajo. De esta manera, cualquiera que quiera consultar no tendrá que traducir sistemas métricos ajenos y/o en desuso. Espero haber acertado con la decisión.

fijador endurecedor tabla comparativa Agfa 201 Kodak F-53

 

Hay cosas que llaman la atención de forma muy evidente. Para empezar, la cantidad de Tiosulfato es básicamente igual en los tres casos y, también por tres veces, la relación entre Sodio Sulfito y Potasio Alumbre es de uno a uno. Pero las similitudes se terminan ahí.

La fórmula de Agfa, por cantidades, tiene su traslación hoy en día en el conocido F6a que añade el Sodio Metaborato a todo lo nombrado. Las fórmulas del British Journal y de Kodak, sin embargo, contienen una cantidad de aditivos relativamente más bajas.

Estas son mis notas para la preparación y un somero cálculo del precio por litro del fijador, que sale sobre los cuarenta céntimos de euro por litro —observaréis que no está incluído el Tiosulfato, pero es que no tengo precio actualizado de él—.

fijador endurecedor notas precio

 

La preparación de este fijador es muy sencilla, no tiene secreto alguno y se puede realizar casi sin calentar el agua ya que los químicos se diluyen muy bien. Lo que sí recomiendan —y yo no puedo ni afirmar ni negar, pues no he hecho pruebas ni tengo conocimientos para ello— es que se deben hacer dos diluciones en un primer momento independientes, una con el Tiosulfato y otra con todo lo demás, que se deben mezclar al final. Yo lo hice así y no ha habido nada que reseñar.

Y estos son los artistas invitados a la fiesta de preparar fijador; ellos son los responsables que el fijador adquiera la capacidad de endurecer la gelatina. El Ácido Acético tiene un olor muy fuerte, como de vinagre concentrado, y hay que tener cuidado con los vapores tan penetrantes que desprende; es un olor muy característico que os recordará a algunos reveladores comerciales. Del Potasio Alumbre hay dos calidades de presentación: el «grano fino farma», más fino y algo más caro, y el «PCH grueso», de grano grueso y algo más barato. Cualquiera de los dos os vale.

Recordad de tomar las precauciones básicas, como siempre.

fijador endurecedor quimicos potasio alumbre acido acetico glacial

 

Mezclando el fijador, hay un aumento de turbidez que no debe espantar a quien por primera vez se implica. A los cuatro o cinco minutos de haber terminado de preparar, lo que aparentaba ser un líquido feo y lechoso, queda convertido en algo prácticamente transparente.

fijador endurecedor comparativa turbidez

 

Una vez todo amalgamado, cada cosa en su botella correspondientemente etiquetada, me dispongo a iniciar el proceso de revelado inverso. Esta es la foto de familia justo antes de ponerme en faena. Los resultados de ese proceso, las diapositivas que de él obtuve, son harina de otro costal.

fijador endurecedor quimicos revelado inverso b&n b&w

 

Y finalmente os dejo una fotografía de la página del «Formulas for Photographic Use» de Agfa Ansco Corporation que, en su edición de 1938 y antes propiedad de Camera and Frame Shop —una tienda ubicada en el número 61 de la Central Street (ahora ocupado, parece ser, por una cafetería Starbucks) y de la que la última noticia que he encontrado en internet data de 1961—, Wellesley, Massachusets, tengo yo.

Si os fijáis en los agujeritos que se aprecian en la parte superior de las páginas, alli donde se superponen los nervios de las hojas de este catálogo plegado en cuartos, denotan que lo que tengo es un índice de fijadores, reveladores, viradores, etc. para su trashojado en la tienda. Una argolla a través de estos ojales servía para tener a disposición y consulta de los clientes el registro.

fijador endurecedor notas Agfa 201

 

En resumen, mi opinión es que vale la pena que os liéis la manta a la cabeza y preparéis vosotros mismos el fijador en casa. Es tremendamente barato, sencillo y con un riesgo químico muy bajo. Asimismo, agradeceréis el control total que váis a tener sobre el fijado de vuestros negativos o copias.

Algunas otras entradas que igual te interesa leer

Gracias por estar ahí.

Anuncios