Verano

por Domingo A. Siliceo

Hola a todas y todos de nuevo.

El verano ya ha llegado, lleno de canales de televisión infantiles a todas horas, amigo casi siempre de un cielo blanco lechoso y estéril, partidario de temperaturas a veces un poco exageradas… ha llegado, en fin, con todas sus consecuencias buenas y malas, por lo que me veo forzado a una pausa extendida en la atención que le dedico al blog que dure, al menos, hasta septiembre, momento a partir del cual volveré a tener tiempo y espacio libre —los niños ocupan mucho sitio en casa y en mi ocio— y mejor calidad de luz para hacer fotografías.

Tampoco puedo estar ya metido mucho tiempo en el cuarto oscuro con estas temperaturas; intentar positivar en un espacio cerrado con el calor que hace es algo bastante incómodo. Y revelar película se ha de hacer con el tanque de procesado dentro de la nevera para intentar contener la temperatura de los líquidos y esa no es la mejor manera de hacerlo…

En estos últimos seis meses no he hecho —por motivos variados— algunas cosas que quería y sí debería haber hecho: espero encontrar el camino en estos dos meses que tengo por delante para, a partir del otoño, poner en marcha nuevos proyectos y retomar algunos otros que me encanta hacer, refrescar ideas e intentar leer algunos libros que desde hace demasiado tiempo me están esperando.

Pasad muy buen verano y hasta muy pronto.

Gracias por leer.

Anuncios