Family Album

por Domingo A. Siliceo

Hola a todas/os otra vez y feliz año nuevo 2014. Espero de verdad que aquellos que sois cristianos hayáis tenido unas fiestas entrañables y fantásticas y que aquellos que profesáis otra religión o, quizás, tan sólo sois laicos, hayáis tenido un buen tiempo de recogimiento en familia y amplias y cálidas sobremesas.

Como regalo de Navidad, me he dedicado a mí mismo —empezar el año siendo tan egoísta quizás no es una opción socialmente demasiado correcta, pero, ¡qué rayos!, tan sólo es un pequeño detalle de mí hacia mí— un libro; un libro de fotografía, claro. En concreto, me he dedicado a mí mismo el libro «Family Album», del fotógrafo esloveno Borut Peterlin. El libro llegó a mis manos el ocho de Enero, unos quince días después de comprarlo a través de eBay —para una mejor redacción de esta entrada en el blog, escribí a Borut, siempre atentísimo, un correo con una serie de preguntas ninguna de las cuales fue «¿por qué has escogido eBay como único medio de venta de tu libro?». La verdad, no se me ocurrió entonces y ahora ya, quizá, no quedaría muy elegante preguntárselo, pero es una pregunta que sin duda algún día habré de hacerle—.

Borut Peterlin trabaja como fotógrafo profesional para ganarse el pan desde 1999. Aunque utiliza cámaras de todos los formatos —tanto en digital, DX o FX, como con película, 35mm., 120, 4×5 pulgadas, 5×7 pulgadas u 8×10 pulgadas—, sus cámaras favoritas son una Vageeswari de 10×12 pulgadas equipada con un objetivo Voigtlander 4.5/300mm —Heliar, si no estoy equivocado— y una Kodak Brownie 3, ambas máquinas construídas a principios del siglo XX aunque ambas máquinas construídas con una filosofía absolutamente diferente. En 1998, Borut se graduó en la Famu International de Praga.

Respecto la Vageeswari que utiliza, una preciosa cámara fabricada en la India, es bastante complicado encontrar información, pero como no quiero dejar pasar la oportunidad de hablar sobre ella referencio aquello que Ian Grant comentaba a modo de resumen:

«The Vageeswari cameras are based on Houghton (Butcher) cameras so different to the Rajah. Houghton (India) Ltd, later to become Houghton Butcher (Eastern) Ltd made cameras in India before WWII and had Sales offices in Bombay and Calcutta they were also the distributors for Ross lenses in India.

Houghton Butcher (Eastern) Ltd itself was owned by British Photographic Industries. Ltd and a shareholder was Major The Hon.. J. J. Astor who was aide-de-camp to the Viceroy of India 1911-14, he later became an MP and Chairman of the Times (which he’d bought) and was a director of Hambros Bank, Phoenix Assurance and the GWR.

It’s probable that Houghton (India) formed in 1911 had taken over part of the John Blees business based in Calcutta, he ran a studio and was also an importer and manufacturer, he was advertising locally made cameras in 1895, he had been a well known wet plate photographer in India as far back as the mid 1870’s. In his own words in a 1910 advert "John Blees’ Cameras known to stand the Indian Climate". He was also the distributor of Ross lenses in India prior to Houghton (India) Ltd. By 1920 the John Blees company was owned by J H Gordon M.P.S. (a chemist) and was operating mainly as a studio again.

It’s known that Vageeswari Camera Works had a link to a British manufacturer, their name doesn’t seem to appear until after WWII by which time Houghton Butcher had been restructured after their head quarters was destroyed in the Blitz in 1940. Ensign emerged and contiued trading into the 1960’s, there was still an Indian subsidiary, however large format camera production had ceased. That raises the question of what happened to the Indian workshop(s) that had once made Houghton Butcher LF cameras after WWII.

During the 1930’s the Japanese had copied the Indian made LF cameras as a consequence there are cameras like the Asahi field camera, the Asanuma, some sold by Charten, which all look very similar to the Vageeswari’s.».

Así se puede ver que hay muchas puntadas sin hilo respecto estas bonitas cámaras, construídas en madera de teka para poder soportar climas tropicales de la mejor manera posible.

Borut revela y positiva él mismo todo su trabajo en cuanto a fotografía química se refire, aunque reconoce que para trabajos de encargo suele incluir parte del trabajo en digital a partir del escaneado del negativo. Entonces, ordena una impresión con chorro de tinta en papel «Photo Rag» de Hahnemühle. Para los positivados en gelatina de plata, le gusta mucho terminar las obras virando las sombras al selenio y las luces altas al sulfuro —en este enlace podéis ver un vídeo de cómo trabaja este virado—.

Pero desde hace un par de años, casi todo su trabajo está basado en la técnica del Colodión Húmedo.

enlace externo

En su correo, Borut me comentaba que su inspiración proviene del día a día, de aquello que le rodea en su país, Eslovenia. En lo referente al libro «Family Album», Borut me cuenta tres insipiraciones: sus hijas, la fotógrafa Sally Mann y su renovada pasión por la fotografía química; muchas de las fotografías de este libro están hechas con una Mamiya C330, ejemplo directo de su inspiración en la foto química, una cámara «a través de la cual no puede dejar de mirar el mundo que le rodea», una cámara que es claro y directo culpable del libro.

De cara al futuro, coincidiendo en 2015 con el vigésimo aniversario de la Guerra de Bosnia, Borut tiene en preparación un proyecto que define como un claro punto de referencia en su carrera: un proyecto de documentación sobre cómo ha cambiado el paisaje políticamente hablando en la apartada región del mundo en que le ha tocado vivir. Para ello, va a viajar a la frontera étnica entre Serbia y la Federación de Bosnia-Herzegovina —delimitada en los Acuerdos de Dayton— documentando el tiempo y el espacio. Pero lo más interesante, quizá, es el soporte documental que piensa utilizar: Colodión Húmedo. A partir de esos colodiones, una vez terminados, preparará impresiones al Carbón —Carbon Prints—. Con algunos flecos aún por resolver, cree que la mejor manera de financiar todo el proyecto será, a diferencia del «Family Album», emprender un proyecto de micromecenazgo —Crowdfunding—.

enlace externo

En definitiva y resumiendo, creo que «Family Album» es un bonito y entrañable libro, una delicada recopilación de deliciosos momentos que no necesitan la ayuda de las palabras para resumir lo que se presume como un feliz verano familiar. Un esfuerzo comprometido por parte de Borut que sin duda hay que apoyar.

Gracias por leer.

Anuncios