Paseo por Valencia

por Domingo A. Siliceo

Hola a todas/os de nuevo.

El pasado domingo primero de diciembre, quedamos una serie de amigos y colegas, algunos del foro Manualens, otros compañeros de algún otro y alguno también que iba por libre, pero todos, al fin y al cabo, colegas aficionados a la fotografía química o analógica. No buscábamos nada en concreto; queríamos tan sólo pasear, hablar y disfrutar un rato los unos de los otros y todos a la una hablando de eso que tanto nos gusta: la fotografía química.

El hilo de Manualens en el que se fraguó la idea y al que rápidamente se apuntaron un buen puñado de gente es éste; la foto (digital) grupal de todos los asistentes y cuyo autor es Alfredo Blanquer, es la que sigue

enlace externo

Hablando propiamente del paseo, la mañana fue en general de una calidad de luz bastante mala para mi gusto particular, con un cielo gris y plomizo hasta mediodía, sin contraste, sin sombras ni texturas que permitieran sobresalir a las grandes cualidades que diferencian las emulsiones de blanco y negro frente a las de color; una mañana pésima para exponer pelicula de ISO 100, en resumen. A partir de la hora del aperitivo empezaron a aparecer algunos claros en el cielo que permitieron aberturas de diafragma mejores y/o velocidades de obturación de mayor comodidad.

Yo acudí con un rollo de Ilford FP4+ cargado en la Isolette recién reparada. En mi ánimo estaba (y está) el conocer tanto como pueda esta cámara fantástica y aprender qué me puede aportar y cómo ella me puede ayudar a crecer, después de la travesía del desierto que ha supuesto probar probar y probar otras máquinas y otros sistemas sin encontrar nada que me motive especialmente. El formato de negativo que termina la Isolette permite un número pequeño, aunque quizá ideal, de exposiciones (doce) y un tamaño de imagen final suficientemente generoso (56 mm. por 56 mm.) para conseguir unos buenos negativos, base de todo positivo; no hay que olvidar que mi objetivo final es conseguir una copia en papel, la impresión de una fotografía en blanco y negro.

El paseo por las calles del centro de Valencia estuvo fantástico. Conocí rincones que nunca antes había visto y disfruté muchísimo de la compañia de gente a la que no veía desde hace mucho tiempo, todo en un ambiente de camaradería y de intercambio de opiniones, de esos que ayudan a que la afición que nos une siga creciendo con excelente salud.

Las fotografías que expuse, seis en total, han quedado más o menos bien. Lo que ocurre (y puede que sea una asignatura pendiente) es que aún no consigo digitalizar de manera satisfactoria con el escáner aquellos negativos que necesitan un procesado digital más cuidado y trabajado; los que han sido expuestos suficientemente bien, pero, sí que me dan para una copia digital presentable que me permite compartir los resultados. Sin embargo, estoy convencido que a la hora de pasar esos negativos a papel el resultado que quiero es más fácil de conseguir.

Para que podáis evaluar correctamente las fotografías que os voy a mostrar a continuación, quiero remarcar el hecho que el revelador utilizado es el ID-3, un revelador de formulación abierta creado por Ilford en algún momento previo a la II Guerra Mundial (no he encontrado una fecha más exacta), un revelador muy suave origen del D-165, base a su vez del que se comercializó como Kodak Selectol Soft (ahora ya no en tiendas, pero al menos en 2008 aún se podía comprar en formato polvo para mezclarlo uno mismo), un revelador que huye de la idea fundamental de nitidez y busca un ambiente brumoso, un revelador que muchos utilizan también para revelar papel consiguiendo tonos cálidos aumentando la dilución, un revelador, en fin, que da a las imagenes ese aire de fotografía antigua e imprecisa que busco y que tanto me gusta conseguir. Quizá, alguien pensará que debe ser un buen revelador para utilizar principalmente en retratos, y seguramente tiene mucha razón, pero yo quería comprobar qué tal se comporta el ID-3 con algo mucho menos glamuroso que el retrato: me refiero a la fotografía urbana.

También acerca de este revelador tengo planteada una incógnita que espero poder despejar muy pronto: si revelo primero el negativo con un revelador suave y luego el positivo con un revelador normal, ¿el resultado es el mismo que si revelo primero el negativo con un revelador normal y luego el positivo con un revelador suave? ¿El orden de los factores altera el producto?

Estas son tres de las seis fotos que expuse durante el paseo; son, como os he comentado, digitalizaciones de los negativos: muy posiblemente alguna de ellas termine impresa en papel baritado, que es como mejor lucen. Espero os parezcan interesantes.

Imagen externa

título   —   “Valencia bikes”
película   —   Ilford FP4+
formato   —   6×6
objetivo   —   Apotar 4.5/80mm
diafragma   —   f/11
tiempo exposición   —   1/100 seg.

 

revelador película   —   ID-3
tiempo de revelado   —   15 min a 20° C.

 

papel   —  
revelador papel   —  

 

situación geográfica   —   39.47422,-0.37671

Imagen externa

título   —   “Plaza de La Virgen”
película   —   Ilford FP4+
formato   —   6×6
objetivo   —   Apotar 4.5/80mm
diafragma   —   f/5.6
tiempo exposición   —   1/25 seg.

 

revelador película   —   ID-3
tiempo de revelado   —   15 min a 20° C.

 

papel   —  
revelador papel   —  

 

situación geográfica   —   39.47642,-0.3752

Imagen externa

título   —   “Jardín de la Generalitat”
película   —   Ilford FP4+
formato   —   6×6
objetivo   —   Apotar 4.5/80mm
diafragma   —   f/4.5
tiempo exposición   —   1/25 seg.

 

revelador película   —   ID-3
tiempo de revelado   —   15 min a 20° C.

 

papel   —  
revelador papel   —  

 

situación geográfica   —   39.47644,-0.3759

Gracias por leer.

Anuncios