Lith

por Domingo A. Siliceo

Ha llegado Septiembre, las temperaturas han comenzado a bajar lentamente y ya no alcanzamos esos máximos casi insoportables que tenemos contínua y repetidamente durante la peor canícula. Ahora, aunque superemos ligeramente los 30 grados a menudo, las noches, al ser más largas, ayudan a que por la mañana se esté muy bien y que por la tarde refresque antes.

Por ello, esta semana pasada decidí prepararme para imprimir algo en papel, pues hace unos cuatro meses que no monto el minilaboratorio y, la verdad, tengo algo de mono y muchas ganas de ver cómo mis fotografías aparecen de nuevo en papel, culminando el cuasi mágico proceso del positivado.

A la hora de preparar una jornada de imprimir copias en papel, al menos yo, siempre pienso qué quiero hacer mientras hojeo las carpetas de negativos. Puede que al principio no tenga muy claro hacia dónde tirar, que no sienta nada al ver los negativos, pero también puede ocurrir que haya hecho una lista basada en los contactos y que sea éste un punto de inicio en el trabajo. Sea lo que sea, esperando a la inspiración o repasando la lista de notas anteriores, me cuesta mucho elegir un cliché con el que empezar a ver recortes, reencuadres, luces y sombras… y ya no digo nada si el revelador con el que quiero positivar es un revelador que nunca he utilizado antes y que no tengo ni idea de qué resultados puede dar en combinación con el papel elegido.

El revelador del que hablo es un revelador tipo Lith, un revelador válido tanto para película como para papel, un revelador con un modo de actuar diferente a los reveladores normales ya que su curva de actuación es exponencial en vez de lineal, un revelador que, de entrada, viciamos a propósito con un poco de revelador pasado de la última sesión para conseguir esos efectos diferenciales más inmediatamente, un revelador que necesita un período de aprendizaje si no se sabe nada de él, que produce unos contrastes más radicales y hace incapié en las texturas, un revelador cuya vida útil puede ser de apenas una decena de copias y con el que hay que trabajar ligero porque si no, se nos va, un revelador que no se lleva bien con cualquier papel, pero, al fin, un revelador que da un cierto aire pictórico a nuestras fotografías y que es otra herramienta de expresión con la que plantear de una manera diferente la realidad, una herramienta que no se puede ignorar y dejar de lado.

Hay bastantes páginas dedicadas al revelado tipo Lith —como la fantástica de Indra Moonen—, pero por mostrar de manera desordenada y poco razonada algunos enlaces que poder seguir y descubrir la enorme cantidad de posibilidades que hay con este método, os comento unas pocas cosas antes de enseñaros mi primer resultado Lith.

Los dos libros de Tim Rudman referidos a este proceso están agotados y, en respuesta del propio autor a un correo que le he enviado, hoy por hoy no hay planes de reeditar ninguno de ellos. Aún así, puede ser una buena idea apuntarse a su lista de correo para enterarse de alguna novedad que pueda haber al respecto y para recibir, de manera gratuita y cada vez que se actualice, un manual de 25 páginas de título «Lith Printing Material» en el que Tim hace un repaso de unas diez páginas a los diversos papeles adaptados —según su opinión, se entiende— para imprimir Lith de la mejor manera y otro repaso de unas tres páginas a los diversos reveladores. &Eacuteste es el enlace (PDF, en inglés) a su último boletín.

Aún así, se puede encontrar una brevísima introducción al mundo del Lith escrita por Tim Rudman en el sitio UnblinkingEye. Es tan sólo la punta del iceberg, pero puede dar alguna idea y sirve para arrancar.

Otro punto de información interesante —e interesado, pues es parte de su negocio— es la página de Wolfgang Moersch Photochemie. Wolfgang Moersch es un tipo accesible a través de correo electrónico que responde las dudas sobre procesos Lith, viradores y reveladores de película que él mismo fabrica y vende en Alemania. Yo intenté probar el Moersch EasyLith, pero con nulo éxito por culpa de no haber entendido bien las instrucciones, pero Wolfgang se prestó a enviarme una muestra de 100 ml. del revelador por correo postal, con unos gastos de envío bastante reducidos.

Hay un tercer punto que quiero destacar. Se trata de la tienda en línea francesa Labo Argentique, que anunció a finales de Julio de 2013 el próximo lanzamiento de un nuevo tipo de papel Lith.

Aurélien Le Duc, joven y entusiasta gerente de esta tienda en línea, preguntado a través de correo sobre este nuevo papel, me ha contado varias cosas. A saber:

  1. que él personalmente es el iniciador de el proyecto de este nuevo papel y que también es el maestro de obra,
  2. que él participa en su formulación —que pretende resultados finales del tipo «old fashioned»— y que es el autor de las líneas generales de producción,
  3. que el lanzamiento del papel podríamos situarlo en la primera mitad de 2014,
  4. que se trabaja sobre la base de «viejos papeles Lith» y
  5. que este papel no tiene nada que ver con la posible resurección del ADOX Polywarmtone —del que hablo ahora mismo—, que son dos papeles completamente diferentes y diferenciados

Ante la pregunta de dónde se fabricará este papel, Aurélien me contesta que no va a dar ninguna información sobre dónde se fabricará el papel ya que lo importante es la calidad y los resultados finales —«aucune information ne sera communiquée quand l’endroit ou il est fabriqué. La seule chose importante, c’est sa qualité et les résultats finaux»—. No dejéis de suscribiros a su lista de correo —en la parte final de esta página tenéis el sencillo formulario de registro— para recibir novedades sobre este lanzamiento.

También quisiera apuntar el posible regreso del papel ADOX Polywarmtone gracias al proyecto «Das Polywarmtone Projekt». La buena noticia sobre el relanzamiento de este papel de culto es que el trabajo no parece haberse parado ya que en el blog que acompaña al proyecto hay una entrada de mediados de julio de 2013. Adox describía técnicamente así este papel en 2006. En APUG hay un hilo promovido por ADOX Fotoimpex dedicado a seguir el renacimiento de este papel. Hay también una lista de correo para estar informado sobre este papel, pero tengo la impresión que, o no funciona, o no informan de nada, ya que en un año y pico no he recibido nunca un correo de ellos. Aún así, hay que dar un voto de confianza al proyecto.

Visto lo visto, uno tiene la impresión que el mundo de materiales alrededor del mundo Lith está muy vivo.

En una próxima entrada pegaré las fórmulas para reveladores Lith de una página, todas ellas dedicadas a los revaldores Lith. Mientras, por si queréis disfrutar de lo que algunas personas son capaces de hacer con este método de impresión, os dejo un enlace a las imágenes que el buscador Google devuelve si buscamos «lith print». Abríos de mente y disfrutad.

subida al seminario. Lith print

título   —  
película   —   Rollei RPX 100
sensibilidad   —   50 ASA
diafragma   —   f/16
tiempo exposición   —   1/25 seg
 

 

revelador   —   Barry Thornton
tiempo de revelado   —   5 + 4 mins.
 

 

revelador papel   —   Lith developer
papel   —   Ilford MG4FB5K

 

situación Google Maps   —   38.08717,-0.9483

Gracias por leer.

Anuncios