Revelador Beutler

por Domingo A. Siliceo

Recupero un mensaje de hace un cierto tiempo que publiqué en el foro Manualens.com; así lo publiquee y así lo copio, sin correcciones ni cambios de estilo. Espero os interese.

El título tiene su miga, ya que Willie Beutler (1903-1978), fotoquímico alemán, creó varios reveladores, alguno como el Neofin Blue comercializado por Tetenal derivado de este revelador y plenamente vigente. Por ello, nombrar “revelador Beutler” no parece ser justo, aunque los anglosajones nombran esta fórmula directa e inequívocamente como «Beutler developer».

El asunto es que con el penúltimo revelado decidí terminar con el Barry Thornton —por algo de miedo a no saber detectar el posible agotamiento del segundo baño— y probar el Beutler, del que tan bien he oído hablar, con película de grano clásico como la FP4+ o la Efke/Adox 100.

El revelador Beutler entra en la categoría de revelador de alta definición —junto al FX-1 ó el FX-2—, a diferencia de los reveladores de rendimiento general —como el D-76, por ejemplo—. Y está en esta categoría por su capacidad de fino detalle o prominente microestructura. Esta microestructura está más influenciada por la elección del revelador y su método de utilización que por la propia película 1. Es decir, que además del revelador, en este caso es aún más importante que siempre la agitación de la película dentro del tanque de revelado. El truco para esta alta acutancia es reducir la cantidad de agente revelador —el metol en este caso— y el incremento de la alcalinidad —su pH— de la disolución del agente acelerador —el carbonato de sodio2—.

Es un revelador que ofrece alta acutancia, grano medio y bajo contraste. Parece estar recomendado para películas de ISO200 o menos3.

El revelador Beutler se prepara a partir de dos diluciones en stock: la parte A y la parte B.

Dilución A
Metol 10 grs.
Sulfito de sodio 50 grs.
Agua hasta 1.000 ml.
Dilución B
Carbonato de sodio 50 grs.
Agua hasta 1.000 ml.

Estas dos diluciones se guardan por separado hasta el momento de preparar el revelador final; ello comporta un incremento de la vida de los compuestos. Personalmente, yo prefiero preparar la primera dilución en agua calentada generosamente ya que es mucho más fácil de diluir el metol y el sulfito de sodio; siempre puede dejarse enfriar hasta el día siguiente. Como anécdota, me he encontrado con que hoy no tenía agua destilada —fallo técnico—, así que he preparado el revelador con agua Bezoya —digo yo que si tan buena es que los expertos la recomiendan como la ideal para preparar café por su baja mineralización, también debe ser la bomba para preparar revelador en casos de emergencia, ¿no?—. Espero los puristas no me cuelguen por los pulgares.

A la hora de preparar el revelador definitivo, el revelador Beutler se suele anotar como “1+1+8” ó “1+1+10”. Esto quiere decir

1 parte de dilución A + 1 parte de dilución B + 8 partes de agua

Por ejemplo, preparar un total de 600ml de revelador para un carrete formato 120 conlleva mezclar

60 ml. de dilución A + 60 ml. de dilución B + 480 ml. de agua

Y buscar cómo agitar el revelador para la película que vamos a utilizar, que es importante. Yo hoy he revelado Efke 100 de la siguiente manera: primeros 15 segundos de agitación continua y dos inversiones cada 60 segundos para un total de 12 minutos y medio.

¿Quién se anima?

Gracias por leer.

Anuncios