Sobre la densidad de un negativo

por Domingo A. Siliceo

Hola de nuevo.

Hay un concepto aplicado a la fotografía que nadie nunca me había explicado y que nunca tuve en cuenta… hasta hace muy poco, cuando la necesité imperiosamente para el proceso del Papel Salado: me estoy refiriendo al concepto de densidad aplicado a un negativo fotográfico. Y me gustaría poder transmitiros la importancia de algo de lo que nunca nadie presume, que es difícil conseguir y es clave para la reproducción posterior de ese negativo. Es demasiado frecuente oir hablar —obsesiva aunque absurdamente, en mi opinión— de la nitidez de las imágenes, muchos comparan y buscan información sobre sus objetivos, sus MTF o sus esquemas ópticos, otros se desviven por conseguir un cierto grano en sus películas, algunos debaten sobre los tiempos y las diluciones de un revelador… pero no veo a nadie presumir con satisfacción de la densidad conseguida en sus negativos.

Esta entrada no pretende ser un detallado manual —para ello he puesto unos enlaces situados al final de la entrada—, sino un repaso sencillo con carácter práctico que explique qué es la densidad de un negativo, cómo se puede manipular y para qué nos puede servir. Decir también que lo hago desde mi punto de vista, al final del cual siempre está la intención definida de imprimir la imagen para obtener una fotografía.

Qué es la densidad

La densidad es la medida que indica la realación que hay entre la luz incidente y la luz transmitida por un negativo; se determinada por la transmitancia y la opacidad de la película.

La transmitancia se define como la relación de la luz transmitida por la película a una longitud de onda determinada dividida por la cantidad total de luz incidente sobre la superficie de la película. Cuando un 50 por ciento de la luz incidente se transmite a través de la película, la transmitancia de película es igual a 0,5.

La opacidad se define como la inhabilidad de transmitir luz y se calcula obteniendo el inverso de la transmitancia, por lo que una película que tiene un valor de transmitancia de 0,5 tendría una opacidad correspondiente de 2,0.

La densidad óptica se define como el logaritmo de la opacidad, de modo que una película que tiene una opacidad de 2,0 tendrá una densidad de 0,3 y, como se apuntó anteriormente, se transmite el 50 por ciento de la luz incidente sobre la superficie de la película. La densidad de la película depende de la cantidad presente de plata metálica en la imagen revelada.

Para medir la densidad de un negativo se utiliza un densitómetro

densitometro Ihara R700

Densitómetro Ihara R710 B+W

 

Los densitómetros pueden ser de reflexión o de transmisión. Para analizar un negativo, el densitómetro que se utiliza es el de transmisión.

Curvas características de una película

La densidad es uno de los parámetros que nos dan los fabricantes de película en las gráficas —eje Y—. Por poner un ejemplo,

grafica trix

Curva característica de la TriX revelada
con el revelador T-Max Developer.

 

¿Qué puede decirnos esta gráfica? Fijaos que es la curva característica que da la película Tri-X revelada con el revelador T-Max Profesional: es una curva única que no sirve para ninguna otra combinación de película/revelador. Podrá coincidir con otra combinación, pero será una casualidad, y nunca habremos asumir que otra pareja de película y de revelador tendrá esta misma curva.

Fijaos bien. Leed los varios datos; son datos que configuran la curva y establecen su unicidad. La curva relaciona la densidad con los lux/segundo —un lux/segundo es la cantidad de exposición que un fotograma recibe cada segundo bajo condiciones controladas, es decir, la exposición; definición de lux—. Tengo la subjetiva impresión que nadie hoy en día mira estas curvas.

Desde abajo a la izquierda, hasta arriba a la derecha, en una curva característica encontramos

  • base + fog. Todas las películas tienen una densidad mínima incluso cuando no han sido expuestas y han sido reveladas y fijadas. El material que configura la base y el
  • pietoe—. Corresponde a las zonas I y II en el sistema de zonas. Es de esperar que en estas zonas tengamos sombras empastadas, sin detalle.
  • líneastraight line—. Serían las zonas desde la III a la VIII del sistema de zonas. Contrariamente a lo que se suele decir, es una línea casi recta.
  • hombroshoulder—. Corresponde a las zonas IX y X del sistema de zonas; en este caso se trata de luces quemadas.

Hay otras características relacionadas con la curva que hay que tener en cuenta

  • dMin. Es el valor mínimo de luz con detalle. Se define como una lectura de densidad de 0,04 por encima del B+F —base + fog—.
  • dMax. Es el valor de densidad máximo usable de la película. Definido por la ANSI norteamericana como un valor representativo del 90% del negro.
  • rango dinámico —o Gamma—. Corresponde a la amplitud de la línea.

Mientras que el dMin y el dMax son siempre, para una película y un revelador, muy parecidos, la línea o rango dinámico está directamente afectada por los cambios en el revelado.

La pareja película/revelador

La densidad de un negativo es el resultado de la relación directa entre exposición y revelado. Por ello, una vez tengamos conciencia de la necesidad de trabajar en el concepto de densidad para, por un lado, facilitar la reproducción del negativo y, por otro lado, conseguir la mayor gama tonal posible, es casi imprescindible hacerse a una combinación concreta de una película y un revelador que cumpla con nuestras intenciones.

Probar está muy bien y es divertido, puede que incluso necesario para aprender, pero siempre hay un momento en el que hay que tomar decisiones y centrarse para seguir creciendo. Conseguir negativos de una alta calidad no es tarea baladí y hace falta saber qué se está haciendo. Hay que ponerse en ello.

¿Debería importarme la densidad de mis negativos?

¡Y tanto!

Sí porque esa medida, más allá de su representación mediante un número, va a condicionar completamente la capacidad de impresión de un negativo. Un negativo sin densidad es más difícil de reproducir que un negativo con la densidad adecuada. Recuerda que si no hay densidad, no hay filtrado de luz.

… pero no te olvides del contraste

Densidad y contraste no significan lo mismo. Y hay que tener ambos. Has de controlar contraste y densidad con la exposición y el revelado.

Para mí, un negativo excelente que imprimir tiene una buena densidad y un contraste suficientemente holgado, con detalle en sombras y luces. Bueno, imagino que para mí y para otros muchos también…

Espero haberte dado alguna idea que te haga pensar y, con suerte y trabajo, mejorar. Gracias por leer.

Enlaces externos

  1. Film Contrast Characteristics, Perry Sprawls, Ph.D.
  2. Density, the H&D curve and gamma, Roger W. Hicks
  3. The Fundamentals of Photography, C.E.K. Mees
  4. Fundamentals of Film Exposure, Olympus America Inc.
  5. Curso de sensitometría 2004, Hugo Rodríguez. Viendo estos enlaces que parecen tener tantos años, me pregunto cuánto tiempo más estarán disponibles y si no hay alguna manera de salvar este material tan valioso.
Anuncios