Tanques de revelado.

por Domingo A. Siliceo

Hoy he recibido mi tanque de revelado Nikor en acero inoxidable.

Lo cierto es que tenía ganas de tener uno de estos, más por fetichismo que por necesidad real, ya que hasta ahora he estado revelando sin ninguna incidencia tanto 35mm como formato 120 en un tanque de plástico de la marca AP que compré nuevo cuando empecé en esto de la fotografía química; pero cuando un compañero del foro LargeFormatPhotography puso varios de acero inoxidable en venta, no me pude resistir y le pedí uno para formato 120 y dos espirales —también de acero inoxidable, claro—.

El tanque en cuestión es diseño de Hinsdale Smith, Jr., fundador de la empresa Nikor Products Company; este es el documento de la patente del tanque. Hinsdale Smith, Jr., inventor e hijo de inventor —su padre, Hinsdale Smith, Sr., fue uno de los pioneros de la industria del automóvil en Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX— patentó unos quince aparatos relacionados con el revelado fotográfico.
No hay que confundir ‘Nikor’ con ‘Nikkor’ o con ‘Nikon’. ‘Nikor’ es una marca comercial de Nikor Productcs Co., empresa norteamericana fundada en 1930 sita en Hartford, Connecticut, mientras que ‘Nikkor’ y ‘Nikon’ son marcas comerciales de la empresa japonesa fundada en 1917 Nippon Kōgaku Kōgyō
A diferencia del tanque de revelado genérico de la marca AP que tengo —y que se va a quedar sólo para revelar 35mm y como respaldo de el Nikor—, el Nikor necesita casi 100ml. menos de revelador para un carrete de 120; no cierran igual —rosca con junta tórica el tanque AP y presión el tanque Nikor—. De la misma manera que el tanque de revelado AP, el Nikor puede lavarse sin problema en el lavavajillas.
Tampoco son iguales los dos sistemas que permiten el paso y distribuyen el líquido hacia el interior del tanque. Mientras el tanque AP lleva el líquido a través de un tubo a modo de vástago desde una entrada en el centro del cono en la tapa a rosca hasta el fondo del tanque y, desde allí, reparte ese líquido hacia arriba al tiempo que desplaza al aire que sale por unas pequeñas aberturas pensadas para ello, el tanque Nikor distribuye el líquido desde la misma tapa, que, como he comentado antes, no va a rosca sino a presión. Este método tiene una desventaja muy evidente respecto al de hundir el líquido primero y dejarlo subir después, y es que si vertimos el líquido sobre el agujero partido en dos —tal y como podéis ver en las fotos que hay más abajo— del tanque Nikor con el tanque apoyado en plano, impedimos que el aire que contiene el tanque salga, por lo que rápidamente tendremos que parar de verter y esperar a que el tanque trague. Para evitar esto, hay que verter el líquido con el tanque inclinado; así, el líquido se distribuye permitiendo que salga el aire desde el interior del tanque. Es un sistema muy sencillo y lógico, quizás no evidente para quien viene de un tanque tipo AP o Paterson, pero hay que conocer el método para no ver cómo se derraman los líquidos.
Os dejo unas fotos por si os sirven de interés.
tanque Ap y Nikor, uno al lado del otro
vista superior tanque Nikor

tanque abierto; podéis ver la espiral en su interior
fijaos en el interior de la tapa y como está separada la placa negra del perímetro de la tapa

Anuncios